EstrategiaManagementNegociosOpinión

El cambio, lo urgente y lo importante

Muchas empresas tienen firmes convicciones de realizar cambios en su negocio o en su management pero finalmente no lo logran. Es un tema que me resulta muy interesante porque ataña a los negocios y a su vez está cruzado fuertemente por el comportamiento humano.


¿Por qué las marcas no logran cambiar? Existen distintas barreras de reacción al cambio:

Percepción

Si ni siquiera entendemos que tenemos un problema ¿Por qué deberíamos reaccionar? Muchas veces los dueños o los directivos de las empresas no se dan cuenta del problema porque son parte de él justamente.

Conocimiento

¿Sabemos qué hacer? ¿Sabemos realmente a qué nos enfrentamos? Es difícil en una era de cambios acelerados y tan profundos poder entender multidimensionalmente que sucede y cuál es el camino correcto a seguir. Es necesario estar al corriente, capacitarse y asesorarse en forma continua. Hoy ya no es posible tomar decisiones acertadas prescindiendo de estas variables.

Motivación

¿Realmente queremos cambiar? Esto significa interpelarnos realmente si queremos pagar los costos de esos cambios como despedir gente o tener que cambiar la cultura. También debemos pensar en la motivación desde otro lugar: las personas que trabajan en la empresa pueden llegar a perder su identidad por un cambio cultural mal realizado o hecho a medias.

Coordinación o capacidad

¿Tenemos realmente la capacidad de llevar a cabo todos estos cambios que tenemos que hacer? Porque probablemente el cambio deba ser sistémico; no son solo una o dos prácticas nuevas que tenemos que incorporar en nuestras empresas, probablemente haya un sistema completamente nuevo que debemos adoptar. Entonces ¿Tenemos la capacidad y coordinación necesaria para lograr ese cambio? ¿Podríamos liderarlo? ¿Debemos estar nosotros al frente o descentralizar la decisión?


Cuando las empresas no reaccionan al cambio, frecuentemente se encuentran entre las razones dos o mas de estas barreras que describí arriba. Si es tu caso ¿podrías identificar cuáles son y por qué suceden?


Trabajar en la urgencia diaria muchas veces nos quita tiempo para pensar en el largo plazo, pero los problemas crónicos a su vez definen el futuro, y los cambios persistentes a lo largo del tiempo nos trajeron a donde estamos. La evolución de las especies es un proceso crónico y la mayoría de las personas mueren de enfermedades crónicas.

¿Qué haría falta para que inviertas un poco mas de tiempo, energía y atención en lo crónico en lugar de lo urgente?

Daniela De Sousa Mendes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *